Gran angular para fotografía inmobiliaria, ¿sí o no?

En la fotografía de interiores, y por extensión en la fotografía inmobiliaria, es imprescindible utilizar un equipo de calidad. En muchas ocasiones nos encontramos con espacios pequeños, y necesitamos un objetivo angular con un amplio ángulo de visión, que nos permita mostrar gran parte de ese espacio.

Hay muchos objetivos en el mercado. En nuestro caso trabajamos con el Nikkor 14-24mm F1:2.8 G ED. Este es un objetivo de la marca Nikon con una reputación muy buena en los análisis, un ‘pata negra‘. Es un objetivo muy curioso, puesto que la lente exterior es curva y le da un aspecto particular:

Con este objetivo se consiguen fotografiar espacios pequeños como baños o cocinas pequeñas. Sin embargo, con distancias focales tan pequeñas es muy importante ser cuidadosos. Una distancia focal pequeña, es decir, un ángulo de visión amplio, hace que los elementos situados cerca de las esquinas se deformen. Esto no es un problema de la calidad del objetivo, sino una cuestión óptica.

Veamos un ejemplo. En esta fotografía hecha con angular podemos observar que la lámpara situada en la esquina inferior izquierda se ve un poco deformada. Además la cama en su zona inferior parece más grande de lo que es en realidad.

Si lo comparamos con otra fotografía tomada con una distancia focal mayor (es decir, con un objetivo que no es angular y tiene un ángulo de visión menor), vemos que estas deformaciones no se aprecian:

Esta fotografía puede ser más atractiva estéticamente, pero el problema es evidente: ¡no nos cuenta el espacio! Aquí no podemos ver cómo se distribuye la habitación, si es espaciosa o si hay armarios. ¿Entonces qué hacemos?

Tenemos otra opción que no hemos comentado: A la hora de utilizar angular, las deformaciones siempre son menores disparando con la cámara paralela a la pared. Es decir, realizando una fotografía frontal en vez de oblicua:

En esta fotografía tenemos un equilibrio entre lo descriptivo y lo estético: Estamos enseñando gran parte de la habitación, vemos que hay armario, que es relativamente espaciosa, y a la vez conseguimos un resultado visual interesante. Además, al no situar en las esquinas elementos con formas complejas (como la lámpara de la primera foto), evitamos las deformaciones.

Veamos otro ejemplo en esta misma vivienda:

Esta es una fotografía que explica muy bien la distribución del salón. Sin embargo, si nos fijamos bien, los elementos cercanos a las esquinas se deforman: las sillas parecen más anchas, los armarios de la cocina también se ensanchan, incluso la esfera verde de la lámpara pierde un poco su proporción circular.

¿Qué podemos hacer para corregir estas deformaciones? Veamos otra opción:

En este caso la composición es mucho más equilibrada. Estamos utilizando también un angular pero no hay grandes deformaciones: los armarios mantienen la proporción, la mesa de desayuno también; la lámpara situada a la derecha puede que parezca más amplia que en la realidad, pero al mostrar solo la mitad no podemos saberlo, y visualmente funciona en la fotografía.

Como aspecto negativo, no estamos enseñando la zona de descanso del salón. Resolver esto es tan sencillo como añadir otra fotografía que nos enlace la zona de cocina con la de salón:

Respondiendo a la pregunta que da título al post. Gran angular para fotografía inmobiliaria, ¿sí o no?

Por supuesto que sí, pero no a cualquier precio.

Haciendo una búsqueda rápida en Google Imágenes, nos encontramos con fotografías de viviendas hechas con angular que distorsionan muchísimo el espacio. Puede que sean fotografías llamativas a primera vista, pero en Casa&Foto pensamos que no ayudan a contar bien el espacio y que dan un aspecto poco agradable de la vivienda.

Fotografiar es encuadrar, y encuadrar supone elegir y dejar cosas fuera. Nosotros buscamos el equilibrio entre explicar el espacio y sacar lo mejor a través de  una composición equilibrada y cuidada. Generalmente realizamos planos más generales y otros más de detalle para cubrir todas las necesidades, evitando en la medida de lo posible deformaciones muy grandes.

¿Y vosotros qué opináis de esto? ¿Estáis de acuerdo? ¿Algo que añadir?

Muchas gracias por leernos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *